Por que las marcas de comida necesitan pensar más allá de las descripciones de sus productos y buscar un copywriter con diferentes habilidades.

He trabajado muchos años en marketing de contenidos y os puedo asegurar que para que un texto funcione tiene que, por un lado sonar delicioso y mientras más apetitoso sea, tendrás más posibilidades de que el visitante haga click en comprar.

Pero para ser un copywriter de alimentos efectivo, hay que tener otras habilidades.

La escritura descriptiva es sólo una de las innumerables habilidades que debes tener en cuenta cuando estás buscando un copywriter de alimentación y, aunque es muy importante, si lo conviertes en tu principal criterio, perderás un montón de valor y retorno que podrían ofrecerte otros redactores con las habilidades adecuadas.

Y de esto va este artículo, sobre 7 (pueden ser más o menos) habilidades que debes buscar en un copywriter de alimentos (bueno y de cualquier otro sector) más allá de la escritura.

1. Copywriting centrado en el cliente.

Para empezar os voy a poner un ejemplo: En el mundo de la restauración los críticos de especializados en restaurantes se preocupan sobre todo por la descripción: El sabor de la comida, el ambiente o el comportamiento de los camareros. Aquí el chef es la estrella de la historia y los comensales son la audiencia. 

Las críticas de restaurantes son una gran manera de destacar a los restaurantes, pero no están diseñadas para vender.

Sin embargo, los copywriters se preocupan por provocar un cambio. El foco no está en la marca o incluso en la comida. El cliente es el héroe, y está a punto de experimentar el cambio que buscaba en el momento en el que compra tu producto.

Los clientes no van a tu tu sitio web porque tienen mucha curiosidad por los pequeños detalles de tu producto.

Van a tu su sitio web porque quieren saber si tu producto les ayudará a dar el salto de donde están actualmente a donde quieren estar.

Esto pasa en muchas marcas de alimentación, están muy centradas en las características y llenas de frases estándar, no se diferencian unas de otras. Es muy importante dar a los clientes alguna razón para escogerte sobre cualquier otro producto similar.

Te interesa: Las marcas de comida no deben conformarse con una descripción de lo que venden. Para conseguir clientes, tienes que ofrecerles un cambio (y los buenos redactores saben como redactarlo).

Foto de Dylan Gillis de Unsplash

2. Investigación de clientes y competidores

Si ese cambio que propones provoca que alguien diga “¡Genial! eso estaría bien”, no irás muy lejos. 

Tu audiencia necesita tener una respuesta de “Lo necesito”. Y para llegar allí, necesitas un contexto.

Los grandes copywriters de comida no sólo hacen que tu comida suene deliciosa. Te ayudan a entender por qué tus clientes te elegirían antes que a otro. Todo gran copy comienza con una gran investigación.

Te ayudan a descubrir cosas como:

  • El principal objetivo que tu audiencia está tratando de alcanzar
  • ¿Las propuestas de valor más relevantes para tus posibles clientes
  • Como puedes abordar las preguntas / dudas antes de que se produzcan.
  • Las palabras / frases específicas que sus clientes utilizan (Las famosas keywords)

Te interesa: Encuentra un redactor que sepa no sólo cómo usar la investigación de los clientes, sino también cómo llevarla a cabo.

 3. Experiencia del usuario y diseño

Los alimentos que suenan bien no se venderán cuando tus clientes tengan dificultades para navegar por tu sitio web. Un buen escritor sabe que su texto no sólo puede sonar bien, sino que para ser eficaz tiene que tener un buen diseño y estar bien organizado. Saben de que forma los va a usar el público.

Por poneros un ejemplo, no soy gran amiga de los sliders con diapositivas que se van moviendo y dificultan la lectura de los contenidos. Además cambian antes de que al visitante le dé tiempo a pulsar el botón.

Muchas veces confunden al lector sobre cuál es el mensaje principal

Foto de PhotoReuben Juarez para Unsplash

4. Saber narrar

Esta es una habilidad que muchos escritores de alimentación tienen. 

Pero cuando eres una marca de comida, la historia no es sobre ti… es sobre tu cliente. Ellos viven en su historia, no en la tuya, así que tienes que explicar cómo tu producto les va a ayudar a llegar a su siguiente capítulo.

Tu producto no solo debe llevar a tu cliente del punto A al punto B, como si sus vidas fueran lineales y predecibles. El quid de la cuestión es explicar cómo tu producto encaja en la vida de tu cliente, a un nivel profundo y emocional.

A mi gusta el ejemplo de beyond burguer, ellos se dirigen a los comedores de carne que quieren reducir la ingesta, pero también a los vegetarianos/veganos, aludiendo no solo a que su no-carne sabe como carne y está hecha a base de productos vegetales, sino que además ayudas a tu salud y a la del planeta.—> por lo tanto no es solo una elección de no comer carne, sino que están potenciando un estilo de vida.

Te interesa: Los redactores buenos pueden tomar tu transformación y aplicarla a las historias de vida de tus clientes para crear fidelización con tu marca.

5. Pensar sobre el medio

Escribir sobre comida es genial en un artículo, pero ¿puede el escritor de comida poner esa información de seis maneras diferentes para hablar con seis tipos de lectores?

El reto de la redacción orientada a las ventas no es sólo escribir un texto efectivo, sino escribir un texto que sea efectivo para varias plataformas.

  • Tu web
  • Artículos
  • Redes sociales
  • Publicidad impresa
  • Estudios de casos
  • Email marketing

No hay dos medios que exijan el mismo tipo de escritura o que tengan el mismo tipo de cliente, y es esencial adaptar el mensaje – o, al menos, la forma en que se comunica el mensaje – a cada plataforma.

Te interesa: Encuentra un redactor de alimentos que demuestre comprender cómo funcionan los distintos medios, los estilos y los tonos que exigen.

6. SEO.

No basta con tener descripciones de productos que hagan agua la boca. 

La gente tiene que ser capaz de encontrarlos (a través de los motores de búsqueda).

Un buen redactor sabe como Google funciona  y las mejores prácticas para conseguir que las páginas se posicionen.

Te interesa: Si tu redactor de alimentos no tiene experiencia en SEO, es posible que no pueda satisfacer todas tus necesidades de publicidad (si no ahora, eventualmente).

7. La capacidad de entender los datos + el análisis

Hay muchos de redactores de comida que te pueden entregar un gran contenido, pero sólo unos pocos pueden ayudarte a ver los datos, diagnosticar problemas y encontrar soluciones creativas a los problemas:

  • Analizando los datos de los visitantes – como análisis de páginas  y descubriendo tendencias.
  • Entender lo que significan esas tendencias (los lectores están confundidos, el texto no es convincente, etc)
  • Abordar una segunda ronda de forma que se aborden estos problemas

Te interesa: Un buen redactor no sólo está interesado el copy, sino también en el resultado y probablemente esté dispuesto a seguirlos contigo.

Puede que no necesites siempre que los escritores que contrates deban tener todas estas habilidades. Pero si quieres hacerlo bien la primera vez, debes buscar a alguien con la mayor cantidad de estas habilidades.

Estas indican que alguien no sólo es un escritor hábil, sino que está orientado al cliente, orientado a los objetivos y aprendiendo activamente a mejorar sus servicios.

La foto que ilustra el artículo es de Andrew Neel para Unsplash